Nuestros Objetivos 

Carta Fundacional

Objetivos Generales

Promover y defender el ejercicio de los derechos civilies y politicos de los ciudadanos europeos dando voz a ciudadanos que residen, cumplen con sus obligaciones, pagan sus impuestos pero que no pueden votar en las mismas elecciones que los nacionales no pudiendo influir por lo tanto en el proceso de toma de decisiones que les afectan.

Promover la cooperacion con distintas asociaciones nacionales e internacionales con fines comunes o transversales.

Representar y transmitir los intereses de los ciudadanos europeos residentes en Cataluña ante las instituciones locales, regionales, estatales o europeas así como consulados o representantes de los distintos partidos políticos a fin de transmitirles las inquietudes y propuestas de estos ciudadanos residentes en Cataluña.

Objetivos a Corto Plazo

Crear una comunidad de ciudadanos de la UE en nuestro grupo y página de Facebook.

Difundir en las redes sociales información sobre la Unión Europea, sus instituciones y sus intervenciones.

Presentar un programa de radio semanal en inglés en Cooltura FM (107.3) dónde se analizan y discuten temas de actualidad europea, se entrevista una personalidad y se presenta un país de la Unión Europea.

Celebrar eventos para nuestros miembros y para el público en general siempre con la UE y Europa en el punto de mira.

Llevar a cabo una campaña para informar y ayudar a los ciudadanos a registrarse para votar en las elecciones municipales y europeas y explicarles la importancia de su voto.

Nuestra Carta Fundacional

Europeans in Catalonia es una asociación pro-Europea fundada para representar y defender los derechos e intereses de los ciudadanos comunitarios residentes en Cataluña.

Pretendemos fomentar el voto pro-europeo, difundir información sobre Europa y dar a conocer los valores de la Unión Europea que son también los nuestros.

Nuestra asociación no tiene ánimo de lucro y fue fundada en julio de 2018 por 12 ciudadanos comunitarios de 9 nacionalidades distintas, todos residentes en Cataluña. No tiene afiliación a ningún partido y colaboramos con todas las entidades y organizaciones que tengan una vocación europeísta y compartan nuestros intereses, valores y objetivos.

Actualmente contamos con unos 50 miembros activos de 18 nacionalidades y ya más de 600 simpatizantes.
Nuestras acciones más importantes hasta ahora han sido:

  • Crear una comunidad de ciudadanos de la UE en nuestro grupo y página de Facebook.
  • Difundir en las redes sociales información sobre la Unión Europea, sus instituciones y sus intervenciones.
  • Representar y transmitir los intereses de los ciudadanos europeos residentes en Cataluña frente a instituciones locales, regionales, estatales o europeas así como consulados o representantes de los distintos partidos políticos.
  • Presentar un programa de radio semanal en inglés en Barcelona City FM (107.3) dónde se analizan y discuten temas de actualidad europea, se entrevista una personalidad y se presenta un país de la Unión Europea.
  • Celebrar eventos para nuestros miembros y para el público en general siempre con la UE y Europa en el punto de mira.
  • Llevar a cabo una campaña para informar y ayudar a los ciudadanos a registrarse para votar en las elecciones municipales y europeas y explicarles la importancia de su voto.

Teniendo en consideración todo lo anterior, nos sumamos a la campaña de la Unión Europea para fomentar el voto en las próximas elecciones con el lema

«This time I’m voting» / «Esta vez voto».

El eslogan de nuestra campaña para fomentar el voto pro-europeo —el principal y más ambicioso proyecto que tenemos en marcha—, es

«Have your Say!» / «¡Qué se oiga tu voz!»

con el claro objetivo de hacer llegar a las instituciones la voz de los ciudadanos comunitarios residentes en Cataluña en las elecciones municipales y europeas.

¿Y porqué apostamos por la Unión Europea?

La Unión Europea es indiscutiblemente el mejor proyecto político de la historia. Su creación en los años 50 del siglo XX, poco después de finalizar la Segunda Guerra Mundial, teniendo muy presentes los más de 60 millones de muertos que provocó, permitió que nuestro continente recuperara la concordia y fuera capaz de reconstruirse económicamente en pocos años.

Hoy, gracias a ello disfrutamos del mayor periodo de paz y prosperidad en nuestro continente.

Sus dos principales pilares fueron el retorno de la democracia después de unos años de deriva totalitaria, y la solidaridad entre estados miembros, que permitió un desarrollo económico sin precedentes.

La UE promueve la paz y el bienestar de sus pueblos; se propone garantizar libertad, seguridad y justicia para todos sus ciudadanos; favorece el desarrollo económico, social y medioambiental; combate la exclusión social y la discriminación; fomenta el progreso científico y tecnológico; refuerza la cohesión económica, social y territorial y la solidaridad entre los Estados miembros; respeta la riqueza de la diversidad cultural y lingüística de los pueblos que la conforman; y establece una unión económica y monetaria, entre muchas otras cosas.

En ella prevalecen la inclusión, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la no discriminación, y los valores de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, estado de derecho y los derechos humanos, todos ellos fundamentales para definir un entorno estable donde hay libre circulación de mercancías, servicios, personas y capital, donde los ciudadanos podemos vivir, trabajar, jubilarnos y viajar libremente, y nuestras instituciones son en general transparentes y democráticas.

A pesar de enormes dificultades, el proyecto europeo ha demostrado ser un inmenso éxito tanto social y cultural como económico, no en vano tanta gente está dispuesta a abandonarlo todo para venir a Europa.

La UE es actualmente el mayor bloque comercial y económico del mundo, uno de los mayores donantes mundiales de ayuda humanitaria, y un referente en diplomacia y seguridad. Entre muchas distinciones, la UE ha sido galardonada con el Premio Nobel de la Paz en 2012 por contribuir a «transformar Europa de un continente en guerra a un continente en paz».

Pero no todo es perfecto. Es un proyecto humano y susceptible de mejoras. Necesitamos fortalecerla para que nos permita afrontar los nuevos retos de nuestro tiempo: desempleo, el modelo energético, las migraciones, el cambio climático, la protección de datos y hasta la democracia, que ya no se puede dar por descontado.

Como movimiento pro-europeo pretendemos difundir los valores y beneficios de formar parte de la Unión Europea, promover la cohesión entre sus ciudadanos, desde su diversidad y el pleno ejercicio de sus derechos y obligaciones. Creemos que votar no es sólo un derecho, es nuestra responsabilidad, porque votando legitimamos y fortalecemos la democracia y preservamos y mejoramos el actual modelo electoral.

Compartimos la preocupación por la protección del proyecto europeo ante la amenaza que supone el auge del populismo, de los nacionalismos y de los sentimientos anti-europeos, en buena medida facilitado por la abstención y alimentado por prensa sensacionalista y fake news que se propagan por las redes sociales.

¿Y hasta dónde queremos llegar?

Pretendemos solicitar a la Unión Europea la equiparación de los derechos de voto de todos los ciudadanos comunitarios con residencia permanente. Si bien los ciudadanos europeos residentes en Cataluña tenemos las mismas obligaciones que los nacionales, no disfrutamos de los mismos derechos de voto: aún no podemos votar en las elecciones legislativas. No se trata de un problema exclusivo de España. Igualar los derechos de los comunitarios con sus conciudadanos, implementando la transferibilidad del voto, con toda seguridad, minimizaría el impacto del populismo, nacionalismo y anti europeísmo, tan nefastos para el progreso, crecimiento y expansión de la Unión Europea y que representanuna amenaza para la estabilidad y paz.

No hablamos de minorías, solo en el caso de Cataluña actualmente hay alrededor de 450.000 residentes comunitarios entre los casi millón y medio de ciudadanos extranjeros, es decir, una de cada cinco personas. En toda la Unión Europea a 1 de enero de 2017 había casi 17 millones de ciudadanos comunitarios residiendo en otro estado miembro.

Y también ambicionamos expandir a otros territorios el concepto de «Europeans In», intentando crear una red de ciudadanos pro-europeos. Todos podemos ser ciudadanos comunitarios residentes en cualquier país de la UE, y nuestros derechos deben de tender a ser los mismos que los de los ciudadanos nacionales de un determinado estado o región.

Europa crecerá si nuestra voz se refleja en las instituciones, y esto sólo es posible votando en todas las elecciones.

Para terminar, queremos dejar claro que en defensa de nuestros derechos como ciudadanos europeos y de nuestra propia seguridad jurídica, creemos que cualquier cambio en el estatus legislativo de cualquier región europea se debe llevar a cabo desde el más absoluto respeto a los principios democráticos y al Estado de derecho —dos de los pilares de la Unión Europea—, y por los procedimientos de cambio estipulados en el ordenamiento jurídico-institucional existente, que nos protege, garantiza nuestra convivencia, el bienestar y la paz.

Europeans in Catalonia

Colabora con nosotros

Tus donaciones tienen un gran impacto

Forma parte de nuestro movimiento

  • Organización de eventos 80% 80%
  • Campañas de Información 15% 15%
  • Gestión Organizativa 5% 5%
es_ES
en_GB es_ES